Sobre bebés que revolucionan vidas
natación para embarazadas
Embarazo

Natación para embarazadas: también sin saber nadar.

¡Ballenas al agua! gritábamos todas cuando íbamos a clase de natación para embarazadas. Qué bien me sentía en el medio acuoso cuando flotaba y mis 16 kg de más dejaban de notarse…

Realizar deporte durante el embarazo es súper recomendable, pero si eres una persona que normalmente no practicas ningún deporte, la natación para embarazadas es tu actividad.

¿Por qué escoger natación para embarazadas?

  • Es el ejercicio más completo sin riesgo de fatiga, impactos o golpes.

Es importante realizar ejercicios que no supongan ningún impacto – como correr – y ningún peligro que ponga en peligro a tu bebé – como la bicicleta cuando el estado de gestación ya está bastante avanzado -.

  • Los ejercicios específicos para embarazadas no requieren que sepas nadar.

De hecho en mi clase había varias mujeres que nunca habían nadado. Todos los ejercicios se hacen con churros o flotadores por tanto es una clase súper segura.

  • Te ayuda a relajarte y sentirte liviana.

Al principio no lo notarás, pero a medida que tu barriga vaya creciendo te encantará meterte en el agua y sentir que tus piernas no pesan. ¡Es una liberación!

  • Alivia los edemas (hinchazón por la retención de líquidos).

Saldrás deshinchada totalmente de la piscina, los edemas desaparecerán por un ratito, lo cual se agradece para poder ponerte los zapatos… 😉

¿Qué precauciones debes tener en cuenta?

  • Personal especializado y profesional.

Busca una piscina donde el curso lo imparta alguna persona especializada en natación para embarazadas. Es importante hacer ejercicios adecuados para no fatigarse.

  • Cuidado con los resbalones

Intenta llevar siempre zapatillas o calcetines antideslizantes, lo último que conviene es una caída.

  • Lleva ropa de cambio

No te quedes mucho rato con el bañador mojado para evitar posibles infecciones de orina.

  • No te lances a la piscina a lo bomba

Aunque te apetezca hacer el indio, debes evitar los contrastes de temperatura y los posibles impactos contra el agua.

Cuando NO se puede practicar natación para embarazadas

Ojo siempre consulta a tu médico sobre cualquier tipo de actividad que vayas a realizar.

Realmente es una actividad bastante inocua pero hay ciertas situaciones en las que no es recomendable:

  • Si has expulsado el tapón mucoso.

Al final del embarazo, en el noveno mes si ya has expulsado el tapón mucoso no es aconsejable ir a la piscina, ni hacer baños de inmersión en tu casa por riesgo a las infecciones.

  • Si te han diagnosticado placenta previa.

Dependerá de la ubicación exacta de la placenta, pero tu médico te indicará que evites hacer ningún tipo de deporte, lamentablemente incluye la natación.

  • Si padeces problemas cardíacos, vasculares o pulmonares.

Cuando se tiene cualquier patología y te quedas embarazada debes seguir los consejos de tu médico, consulta si puedes realizar natación; dependerá de la gravedad de tu enfermedad.

  • Si tienes preclamsia (hipertensión que es producida por el embarazo).

El deporte moderado ayuda a prevenir la hipertensión, sin embargo si padeces preclamsia consulta a tu médico si puedes realizar algún tipo de actividad física.

  • Si tu bebé no crece lo suficiente

Cuando esto ocurre, normalmente se desaconseja la práctica de cualquier actividad deportiva.

Al margen de lo bueno que es hacer deporte, otra de las cosas buenas de hacer natación para embarazadas, es que te encontrarás con otras mujeres que tu misma situación. Es genial poder compartir dudas y anécdotas con otras mamás embarazadas. Nosotras nos pasábamos la clase hablando sobre las cositas que íbamos comprando para nuestros bebés, mientras hacíamos los ejercicios…

Y tú, ¿has practicado natación para embarazadas? Cuéntanos tu experiencia al respecto, y gracias por compartir.

Documentalista, entusiasmada con el Marketing Digital y sobretodo mamá de Mateo. Un pequeño ser que cambió mi vida de manera radical, profesional y personalmente.

Este artículo tiene 1 comentario

  1. Pingback: Spa para embarazadas ¿es buena o mala idea? ⋆ MenudoBebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies