Sobre bebés que revolucionan vidas
BABYZEN-YOYO
Compras

Babyzen Yoyo +: viaja con tu bebé donde quieras, el espacio ya no es un problema

En primer lugar, indicar que este no es un post promocionado por Babyzen yoyo. En segundo lugar, explicaros que el motivo de esta entrada no es otro que contaros mi experiencia con la nueva silla compacta Babyzen yoyo y las razones por las que nos decantamos a comprarla.

Motivos para comprar Babyzen yoyo

En nuestra búsqueda por la mejor silla de paseo siempre preguntamos a las amigas sobre su experiencia con las sillas, y nos volvemos locas en internet mirando todos los detalles antes de invertir el dinero en algo que sabes que no va a durar muchos años.

  1. Ocupa poco en espacio plegada. La silla babyzen yoyo es la silla que menos ocupa plegada, 52 cm alto, 44 cm ancho y 18 cm de profundidad, tanto es así que es la única que puedes subir al avión como equipaje de mano.
  2. Pesa poquísimo. 5,9 kg. Que cuando el bebé va creciendo, eso se nota mucho…
  3. Fácil plegado. ¡Con una mano! Sí, con una sola mano, hace el efecto de un yoyo – de ahí su nombre-. Es muy sencillo de verdad.
  4. Es de las sillas para bebés más ligeras: 5,9 kg el chasis + la tela.
  5. Se puede incorporar un capazo desde los 0 a los 6 meses.
  6. El manillar es cerrado, lo cual es perfecto para conducir con una mano y charlar por el móvil… como nos gusta eso, ¿eh?

El primer carro de paseo de Mateo fue el Bugaboo Cameleon 3. Y sin duda, fue la mejor elección que pudimos hacer, pero aunque en nuestro maletero cabía de maravilla, el maletero de los abuelos quedaba inhabilitado y ahora que Mateo ya pesa lo suyo, subir cuestas se hacía bastante pesado. Por tanto, la silla Babyzen yoyo cubre estas necesidades perfectamente.

BABYZEN YOYO 2

Desventajas de la Babyzen yoyo

  1. El respaldo de la silla es un poco corto y no tiene elevador de piernas para cuando están tumbados. Aunque comprobado, Mateo se echa las siestas perfectamente; total, casi nunca duerme en el carro.
  2. Las ruedas de atrás son más estrechas que las de delante. A mí me cuesta un poco subir bordillos, pero imagino que después de estar acostumbrada a las ruedas del Bugaboo Cameleon es normal.
  3. La cesta sólo aguanta 2 kg. ¡Y yo estaba acostumbrada a meter 6 litros de leche y más en el Bugaboo! Pero claro, todo no se puede tener.
  4. Además para el plegado, tienes que sacar todo lo que llevas en la cesta de la silla babyzen yoyo, si no, no cierra.
  5. Precio. Bastante carilla… en todas las tiendas online, la silla básica ronda unos 400€

Como conclusión os diré que hemos utilizado la silla Babyzen yoyo con Mateo que ya pesa 11 kilos por caminos en el campo, por pavimento, por adoquines, por hierba, y sinceramente se conduce de lujo, apenas pesa y el niño parece ir muy cómodo. Eso sí, de vez en cuando tienes la impresión de que se va a desmontar de un momento a otro en los baches, pero no, es más robusta de lo que parece.
Así que, si buscáis la mejor silla de paseo compacta y ligera, ¡esta es vuestra opción! Y si ya la tenéis, no dudéis en compartir vuestra experiencia dejando un comentario.

Documentalista, entusiasmada con el Marketing Digital y sobretodo mamá de Mateo. Un pequeño ser que cambió mi vida de manera radical, profesional y personalmente.

Este artículo tiene 2 comentarios

  1. Pingback: ¿Sabes proteger a tu hijo de la violencia infantil? - MenudoBebe.com

  2. Pingback: Vacaciones en Chile por la Patagonia con niños ⋆ MenudoBebé

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies